Pages Navigation Menu

Álvaro Díaz-Palacios

ProyectaMedia 2014: “Arte, vídeo y tecnología. Tan lejos, tan cerca”

Martes 28 de Octubre, 19 h., eTopia

Álvaro Díaz-Palacios: Parergon digital: el espectador fascinado

Las tecnologías digitales  están sustituyendo a los métodos tradicionales de producción de imágenes e influyendo en la naturaleza del arte y de su papel en la cultura humana. Esta conferencia tratará de revisar los nuevos tipos de espectadores, sensibilidades y afectos que están surgiendo a raíz de ello. ¿Pueden las tecnologías visuales vehicular nuevos sentidos y sensaciones, nuevos modelos de comportamiento, nuevos hábitos y costumbes? ¿Puede la imagen fascinada, fascinar y transmitir conocimiento?

A lo largo de la charla se pondrán estas y otras cuestiones en paralelo a la experiencia creativa de Alvaro Díaz-Palacios en la realización de una pieza de cine de ficción experimental que ha durado 8 años: Mythosis (2005 – 2015). Y de cómo su trabajo se ha nutrido de la ternura digital apoyándose en ella para la resolución de problemas teóricos.

Parergon digital: el espectador fascinado

ABSTRACT

Las tecnologías digitales e informáticas están sustituyendo a los métodos tradicionales de producción de imágenes, y provocando un avivado debate acerca de su repercusión en la naturaleza del arte y de su papel en la cultura global.

Esta conferencia tratará de revisar las propuestas de algunos teóricos que auguran la ruptura que han supuesto los géneros visuales digitales en el énfasis que se ha puesto tradicionalmente en la historia, significado, representación e interpretación en aras de lo visual y del ámbito de las sensaciones.

Para tener en cuenta de un modo particular los nuevos tipos de espectadores de sensibilidades y afectos que están surgiendo del neo espectáculo y de este nuevo tipo de imágenes en el ámbito de la cultura de masas.

¿Pueden las tecnologías visuales del espectáculo y del entretenimiento, vehicular nuevos sentidos dentro de la producción cultural contemporánea?

¿Puede la imagen fascinada, fascinar y transmitir conocimiento a un espectador emancipado?

A lo largo de la charla se pondrán estas y otras cuestiones en paralelo a la exposición y ejemplificación de la experiencia personal de Alvaro Díaz-Palacios en la producción y realización de una pieza de cine de ficción experimental que ha durado 8 años. Y de cómo su trabajo se ha nutrido de la ternura digital apoyándose en ella para la resolución de problemas teóricos.

 mytosis_048img796

Álvaro Díaz-Palacios (Zaragoza, 1981)

http://www.diaz-palacios.com/

Artista visual, productor y realizador independiente de cortometrajes de ficción y videoclips de músca, es además investigador y profesor en la Universidad de Tecnología y Arte Digital (U-Tad) de Madrid y colaborador en la Universidad Complutense de Madrid, en las especialidades de Procesos artísticos, Proyectos, y Dirección de arte en cine y comunicaciones.

Es director creativo y colaborador habitual de la empresa tecnológica del área de Silicon Valley, PhaseSpace, especializada en Motion Tracking para las industrias del entretenimiento, ciencia y robótica. Y Miembro artista de la Academia de las Ciencias sociales y de las Artes de Francia en España.  Casa de Velázquez desde 2011 a 2014.

Obtiene su licenciatura en Bellas Artes por la Universidad Complutense de Madrid y la hochschule für bildende künste de Hamburgo en la especialidad de pintura, de la mano de tutores como el cineasta Wim Wenders. Doctorando internacional por la UCM y la San Francisco State University de California. Y Master oficial en Investigación en Arte y Creación MIAC, por la UCM.

Sus ámbitos de investigación son el CGI, el VFX y las imágenes sensuales en la cultura visual digital. Usos y aplicaciones de la fascinación. Ha impartido conferencias y participando en debates sobre la ficción en el arte en capitales Bálticas (Polymer, Tallin, NOASS, Riga, por citar algunos) y otros puntos del norte de Europa.

Reside en Alemania 3 años, y después de un breve periodo de tiempo en Madrid se traslada a Chicago, Illinois en donde vive y cursa estudios de post grado (MFA) en dirección y producción cinematográfica gracias a la prestigiosa beca de Bancaja, y con el apoyo de las Becas Antonio Saura, los cuales compagina con su carrera de artista plástico y digital en el prestigioso, School of the Art Institute of Chicago (SAIC). Considerada por la US News: America’s Best Colleges como uno de los tres centros Universitarios de arte, más importantes del mundo.

Ha realizado múltiples exposiciones individuales y colectivas y participado en Ferias y Bienales en Europa, Estados Unidos y Sudamérica.  Recibe diversas becas de estudio y realiza proyectos de consultoría e investigación en materia de edu comunicación y nuevos formatos para la Televisión Nacional Paraguaya, dentro de marcos de cooperación internacional al desarrollo y de nuevas formas de educación en países en pobres; reside en Asunción un año en donde realiza su trabajo en estrecha relación a ONGs locales como Paraguay Educa y con el apoyo directo de la, por aquel entonces, vicepresidencia de la república del Paraguay.

En los últimos años ha sido ganador de importantes premios y galardones internacionales por su trabajo y su trayectoria artística, algunos de los más recientes, premio mejor artista emergente de la Feria Internacional de Arte Contemporáneo de Paris, FIAC OFF, CUTLOG en 2011 y nombrado en el 2012 miembro de la sección artística de la Casa de Velázquez por la DPZ y la Academia de Francia. 

En la actualidad reside y trabaja entre  Madrid y San Francisco, alternando su actividad dentro de la Academia, con la producción, realización y coordinación de proyectos cinematográficos de ficción independiente, a los que cada vez orienta más su carrera profesional. Es Co fundador de la productora y plataforma de directores de videoclips musicales “KAMCHATKA” music films.

MYTHOSIS

El concepto de work in progress ha adquirido tal primacía que bien podría decirse otorga en sí mismo carta de naturaleza al presente artístico. Porque resulta ya imposible creer —salvo desde una supuesta inocencia que, como en lo relativo al actual panorama sociopolítico, únicamente puede responder a intereses— en el valor de la obra unívoca, del creador como demiurgo, del crítico como factótum cultural. Como anticipó Marc Augé, vivimos bajo el signo del exceso de imágenes y el exceso de información, bajo el signo del conocimiento. Y ello desbarata cualquier componenda ideológica que pretenda forzar una ilusión significativa de lo real a través de una obra finalizada, una personalidad codificada, una fábula interpretativa.

El trabajo de Álvaro Díaz-Palacios siempre ha girado en torno a esta conciencia, bien que atemperada por su confianza en que del subrayado de lo referencial y lo autorreferencial, de la visibilidad en las imágenes de los procesos creativos, del cuestionamiento de la escena contemporánea, de la presencia implícita del espectador, puede volver a derivarse la epifanía que proporcionaron pasadas manifestaciones de lo artístico. La búsqueda ciertamente romántica de nuevos mitos comprensivos, de una magia inédita, pasa en la obra de Díaz-Palacios por el desvelamiento moroso de los procesos intelectuales y materiales que forjan un producto; producto que cabe entender menos como resultado que como último jalón de una experiencia sin límites temporales, de formato o de modos representativos. El proyecto Mythosis ahonda en las inquietudes del autor al arrojar a un náufrago que no es otro que la escena artística el salvavidas de una percepción en principio de sus estrategias enunciativas, después de los artificios que dan lugar a las mismas; de modo que en algún punto entre lo falsario y lo verosímil, entre el escenario y las bambalinas, entre lo plasmado y lo que podría plasmarse, vayan perfilándose las motivaciones de hombres y mujeres que, cuando crean en esta época, están viéndose arrastrados más bien a hacer realidad cultural y comentarios a la historia del arte. Díaz-Palacios tiene claro que esto no es una condena sino una oportunidad única, en base a útiles desusados, para escribir la vivencia, la novela en marcha de sí mismo como artista. Un artista que, con entusiasmo, sabe hacer de la decadencia abono del horizonte, del viaje su destino.

Diego Salgado, crítico de cine “Miradas de cine”